viernes, 26 de diciembre de 2014

Una llamada telefónica

Esta sección de la historia tiene lugar después del asalto de la policía en casa de Richard para conseguir pruebas. Llama a Harry Powell… y después, se revela el siguiente elemento de la historia…

“Richard, tengo malas noticias. He oído de uno de mis amigos en el departamento de policía que parece que no puedo hacerte escapar de esto tan rápido como pensábamos”. 

La voz de Harry a través del auricular se sentía como un viento helado. Siguió hablando. “Parece que, de algún modo, han confirmado restos de sangre de Brenda en uno de los periódicos que tomaron de tu apartamento”.



“¿Cómo puede ser posible? ¡No he visto a Brenda en mi vida!” sollozó Richard, rompiendo a llorar al mirar desesperadamente alrededor de su habitación. Era después de que varios oficiales se hubieran colado de repente, destrozaran su casa y se llevaran su caja de cosméticos y las cartas como pruebas.

“Lo sé. Antes de que pasara todo esto, no tenías ni idea de que Brenda existiera, ¿verdad? Tampoco mataste a Vivian.”

“Cierto.”

“Por supuesto que te creo. Pero la policía, especialmente ese oficial llamado Hank, no parece pensar del mismo modo que yo.”


“¡No puede ser…!”

“La otra vez que te cogieron, pude hablar con los altos cargos del departamento que trabajaba en ello y te pude poner en libertad en el momento, pero parece que mis habilidades no harán nada esta vez. El perfil publicado por ese oficial del FBI es el contrario de tu persona, pero parece que Hank está al cargo de tu caso ahora. De un modo u otro, todas las pruebas te señalan – el pintalabios negro, las cartas, los periódicos manchados de sangre…  ese tipo, el llamado Mr. Justice – lo describen como un héroe, pero he oído que corren muchos rumores despreciables sobre él. Si pone la mirada en ti, no puedes escapar. Quizá convierta esto en blanco y negro. “


“…¿qué debería hacer?”

“Para mí es difícil decirlo, pero dejar que te cojan por ahora quizá sea la única cosa que puedas hacer.”

“Q…quieres decir… ¿incluso si no he hecho nada?”

“Sí. No pasará mucho tiempo antes de que expidan la orden judicial y te hagan entrar.”

“¿Cuándo supones que será?


“¿Tu arresto? Diría… quizá mañana por la mañana. Pero, cuando esto pase, me pondré a cargo de tu defensa. No eres el tipo de persona que pudiera ser asesino o que hiciera estas cosas. Sé muy bien esto. Seguro que puedo ver como te declaran inocente.” 

“...”


“¿Preocupado?”

“Realmente no hice nada. Así que no tendría por qué tener miedo. Pero, estaría mintiendo si dijera que no estoy preocupado. Si dejo que me detengan, ¿cuánto tardarán en darse cuenta de que soy inocente?”  

“Hm… no puedo decir nada ahora. Pueden tardar una semana, quizá dos. O, seguramente…pero, como no hiciste nada, aunque lleve su tiempo, verán que eres inocente. Luchemos por esto juntos.”


Richard colgó. Se sentía extremadamente deprimido. Se miró en el espejo. Incluso llevando aún su maquillaje de payaso, estaba claro que estaba cansado. Detención… No podía creer que estuviera ahí sentado, y que esto le estuviese pasando a él. 

Recordó la voz enfadada de Hank, gritándole, “¡Crees que puedes librarte! Al fin y al cabo, puedes hacerme trucos!”



Si es él… no parará.

Lanzó un suspiro. Miró al reloj.
Ella seguramente ya estaría allí. 
Se habían llevado su maquillaje y cartas. Por ahora, era algo bueno que aún no se hubiera quitado el maquillaje. Era un triste consuelo para el transcurso de esa tarde. ¿Qué trucos podía hacer sin cartas ni sus otros atrezzos? 
Si le arrestaban, no podría verla durante un tiempo. Cuando la viera hoy, simplemente le diría adiós. Después de todo, la haría sentir triste si de pronto dejara de ir allí.


Está bien. No hice nada. Podré volver pronto con ella. Tengo que asegurarme de que no se preocupa por mí…

No la podré ver durante poco tiempo… realmente poco tiempo… poco tiempo… 

Texto extraído del booklet del Q.E.D, escrito por Yasu. 
Imágenes tomadas del Q.E.D. STORY -THE MOVIE- 
Traducción japonés-inglés: kikuko kamimura 
Traducción inglés-español: kamerisu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada